Normalización democrática
Friday, December 7, 2012

Seis edificios mantienen el escudo franquista en sus fachadas contraviniendo la ley de memoria histórica

Presentamos una moción a la Comisión de Cultura para exigir la retirada de los símbolos de la dictadura de las calles de Valencia


Los socialistas presentan una moción a la Comisión de Cultura para exigir la retirada de los símbolos de la dictadura de las calles de Valencia
El portavoz adjunto del grupo municipal socialista del ayuntamiento de Valencia, Salvador Broseta, ha adelantado esta mañana que su formación presentará una moción a la próxima Comisión de Cultura para exigir la retirada del escudo franquista de seis edificios de la ciudad.
En concreto, ha explicado en la rueda de prensa en la que ha comparecido junto con el coordinador del Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica, Matías Alonso, se trata de los colegios públicos San Juan de Ribera, Teodoro Llorente y Padre Manjón, así como los cuarteles de la Guardia Civil de Patraix y Benimaclet, y un inmueble ubicado en la calle Pablo Menéndez.
Esta propuesta se une a la moción que los socialistas presentaron en el mes de octubre para exigir al equipo de Gobierno de Rita Barberá que dejara sin efecto los nombramientos referidos en el Cuadro de Honores del Ayuntamiento de Valencia, Hijos Predilectos, Hijos Adoptivos, Medallas de Oro, Medallas de Plata y Concejales Honorarios a los dirigentes franquistas y que se cambiaran también los nombres de las calles referidas a los mismos.
Al respecto, Broseta ha informado de que los socialistas se han puesto en contacto con la Facultad de Historia y de Derecho para que elaboren un informe que avale el listado de nombre que aportaron en la moción, tal y como solicitó el Gobierno local. Una petición que el concejal socialista ha calificado de “obstáculo para llevar a cabo la normalización democrática” de la ciudad.
Así, ha vaticinado que la respuesta municipal hacia la propuesta de retirada de los escudos “será la misma”. “Si nos han pedido un informe que ratifique que Franco era franquista, es poco probable que acepten retirar los símbolos de los edificios públicos a pesar de que se trata de un imperativo legal”, ha expuesto y ha recordado que para la petición de dedicar una calle a Nicolás María Garelly “no hizo falta ningún informe que lo avalara, en cambio, cuando hablamos sobre la dictadura franquista sí que lo piden”.
La Ley 52/2007 dice, en el punto 1 de su artículo 15, que “las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura. Entre estas medidas podrá incluirse la retirada de subvenciones o ayudas públicas”.
“No queremos borrar nada de la historia, sino todo lo contario. Queremos que se sepa muy bien que quienes gobernaron el Ayuntamiento durante la dictadura concedieron medallas y distinciones a falangistas y miembros del régimen”, ha indicado. “Vamos a ver qué respuesta dan para no aprobar la moción”, ha concluido.
Por su parte, Matías Alonso ha remarcado en su intervención que “no debería haber hecho falta la intervención de la Justicia para retirar a Franco el título de alcalde honorario de Valencia”. “Una ciudad en su callejero, sus símbolos y su cuadro de honores refleja los valores que rigen la sociedad y que mueven a aquellos cargos políticos que las gobiernan” por lo que ha considerado “patético que personas que han jurado la Constitución y los valores que contiene obliguen a los ciudadanos a ir a la Justicia en lugar de tomar la iniciativa”.
Alonso ha recordado que Alfonso Grau “se comprometió en el pasado pleno del mes de octubre a que si la sociedad civil presentaba propuestas la Comisión de Cultural, el gobierno local las atendería”. “No hacemos más que recoger sus palabras para presentar esta moción que propone eliminar los honores que mantienen tanto Franco como a sus ministros”, entre otros.
“Entendemos que no es de recibo que Valencia siga exhibiendo seis escudos, además de otro tipo de vestigios que hay en las calles, y rindiendo honores a unos valores que son anticonstitucionales”, ha subrayado. El coordinador del Grupo por la Recuperación de la Memoria Histórica ha hecho hincapié en que “pocos símbolos” como los escudos representan a la dictadura porque, en su opinión, “lejos de corresponder a los Reyes Católicos, se crean para representar la Nueva España del franquismo, tal y como atestiguan los escritos de la época”.
Valencia, 7 de diciembre de 2012



Cercador
Enllaços
Síguenos en TwitterSíguenos en Twitter
Socialistes ValenciansSocialistes Valencians
PSOEPSOE